El método de pago es muy importante en nuestra tienda on-line. Es el sistema por el cual los compradores realizarán el pago por los artículos que han decidido adquirir en la tienda on-line. Entendemos, entonces, que este es un punto clave en cualquier e-commerce.

A la hora de elegir el método o métodos de pago tendremos que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Cada uno de los métodos de pago que elijamos tiene que ofrecer confianza al cliente
  • Los métodos de pago deben ajustarse a las necesidades de nuestros clientes
  • Tienen que suponer un proceso poco engorroso. Es decir, tiene que ser fácil y ágil

Ventajas e inconvenientes de los diferentes métodos de pago

Analicemos diferentes tipos de formas de pago que pueden existir en una tienda on-line, junto a sus ventajas e inconvenientes:

  • Contrareembolso: para clientes que no se acaban de fiar de todo el proceso de pago con tarjeta de crédito o transferencia bancaria, este método es perfecto. Les ofreces la confianza de pagar justo cuando reciben el pedido, no antes. Así tienen la seguridad de que sus datos bancarios y su tarjeta de crédito no ha “viajado” por internet. ¿Inconvenientes? Es un sistema arriesgado para el propietario de la tienda, ya que al no haber ningún tipo de compromiso por parte del comprador (no ha pagado por el pedido), si cambia de opinión y decide no pagar el pedido, la tienda on-line ha tenido que pagar previamente los gastos de envío y la gestión de hacer el pedido. Muchas tiendas lo que hacen es utilizar un módulo para Prestashop que haga un recargo por cada transacción contrareembolso que sirve para poder finanzar el coste de hacer un envío contrareembolso y, además, para asegurar posibles eventualidades con el envío. Este módulo de “Pago contrareembolso con comisión” puede ser muy interesante si queremos ofrecer este método de pago en nuestro Prestashop.
  • Transferencia bancaria: Algunas personas que aún no se han acostumbrado a pagar con tarjeta de crédito prefieren esta opción. El inconveniente de este método de pago es que puede ser que el comprador nunca realice el pago que se ha comprometido a realizar, por lo que tenemos que preparar el pedido cuando este nos envíe el comprobante de transferencia bancaria. De todas maneras, nos veremos obligados a reservar el stock para que no haya problemas en caso de que otra persona quisiera comprar el mismo producto.

Modificación estados de pedido - Prestashop ERP

  • Tarjeta de crédito: el pago con tarjeta de crédito es uno de los más comunes y más utilizados por los compradores en tiendas on-line. El pago se realiza a través de pasarelas de pago en las que los datos de la tarjeta del cliente nunca están a disposición del e-commerce. De esta manera, el cliente se siente seguro con este método de pago y seguramente por esto es uno de los más utilizados. Tenemos que pensar que no todos los usuarios de tiendas on-line están preparados aún para comprar con tarjeta de crédito, así que ofrecer otras opciones está muy bien. Para poder instalar este método de pago, deberemos buscar módulos Prestashop que integren las diferentes pasarelas de pago de los bancos. Por ejemplo, este es el de La Caixa. Si bien este es de pago, en la red encontraremos otros de gratuitos, a menudo desarrollados por los usuarios de los foros de Prestashop.
  • Transferencia directa. Otro tipo de pago que está en pleno auge hoy en día es el de la transferencia directa. Una de las ventajas más notables para este tipo de pago es que no hay restricción en el límite del pago a realizar. De esta manera, si el cliente quiere realizar un pedido que ascienda a varios miles de euros, no habrá problema. Podéis ver más información aquí.
  • Paypal. Paypal se ha convertido en el método de pago preferido por los usuarios. Acepta pagos con tarjeta de crédito, los clientes pueden tener una cuenta en Paypal con dinero propio (funciona como banco) y es un método de pago percebido como fiable por los usuarios.
  • Por último, tenemos que tener en cuenta también la posibilidad de “Pagar y recoger en tienda”. Realizamos el pedido on-line y lo recogemos en la tienda física. Este sistema nos puede ir muy bien para conseguir ventas en la tienda física sin tener que dedicar empleados offline a la venta y para que la tienda física fluya más. El cliente realiza el pedido cómodamente desde su casa y cuando llega el pedido lo recoge en la tienda física. La desventaja de este método de pago es que el cliente en cuestión, de la misma manera que con el contrareembolso, puede cambiar de idea y no ir nunca a recoger su pedido en la tienda física, con lo que se ha perdido una oportunidad de venta de los artículos de ese pedido (en el caso de que el stock fuera escaso) y se ha perdido tiempo en la gestión del pedido.