Gestión del stock en tiendas físicas y Prestashop

Una de las grandes necesidades de quien gestiona tiendas on-line y tiendas físicas es el control del stock. Un mal control del stock entre ambas tiendas puede ocasionar malentendidos con los usuarios y eso puede menoscabar la reputación de la tienda on-line. Por ejemplo, imaginemos que en nuestra tienda on-line Prestashop prometemos a los usuarios que cuando un artículo está en stock este llegará en 48 horas al comprador. Un usuario decide comprar un artículo en concreto para un evento especial que tiene en 5 días. Lo compra confiado, pensando que podrá disfrutar del artículo comprado a tiempo para su evento. Además, para asegurarse de que obtendrá el artículo a tiempo, decide dejar una nota en el pedido avisando de que necesita el artículo de manera urgente.

Prestashop ERP conector

¿Qué pasa si no se sincroniza el stock?

El vendedor recibe el pedido y comprueba en el almacén y en la tienda física si tiene stock o no. Lo comprueba él mismo en la tienda física y llama a sus dos almacenes. La gestión le ocupa unos 10 minutos. Y no, no tiene stock, ya que dos horas antes una persona había comprado ese artículo en la tienda física y otra persona lo había adquirido a través de la tienda on-line. ¿Qué hace? Enviar un e-mail al comprador diciéndole que el pedido se retrasará porque no está en stock. Cuando el comprador se entera de esto, se siente tan decepcionado que decide tirar el pedido para atrás y comprar el artículo en otra tienda. Entonces, el comprador tiene que gestionar la devolución del dinero al comprador. El comprador, por su parte, no tiene suficiente con aceptar la devolución del dinero, sino que decide irse por los foros a comentar lo mal que esa tienda on-line está gestionada, que no cumplen con lo que promete… Y ya tenemos un caso de necesidad de gestionar una mala reputación online que se podría haber evitado.

Solución: sincronizar stock a tiempo real

Una buena manera de evitarlo es con un programa ERP que conecte con Prestashop para poder llevar una sincronización a tiempo real del stock tanto en tiendas físicas (una o más de una) como en tiendas on-line (una o más de una) como en varios almacenes y, además, stock que puede venir del proveedor. Sin este tipo de gestión, una tienda on-line que tenga también tienda física y que reciba un nivel “medio” de pedidos, puede acabar en un fracaso absoluto. No solo ahorraremos tiempo en la gestión (evitar llamadas a almacenes, evitar comprobación de stock en tienda física, e-mails intentando arreglar las cosas con el comprador, el community manager solucionando la crisis de reputación en redes sociales e internet,…), sino que podremos aumentar la capacidad de negocio de nuestras tiendas y crecer.